miércoles, 31 de octubre de 2012

TEPIDARIUM DE LA VILLA DEL CASALE

 Aunque los espacios termales más modestos podían tener tan sólo dos ambientes: uno más cálido (caldarium, junto a los hornos) y otro más frío (frigidarium, más alejado de los hornos). Las termas más monumentales solían tener un ambiente intermedio, templado; es lo que se conoce como tepidarium. El complejo termal de la Villa del Casale estaba, al parecer, dotado de este ambiente templado. Contaba con sus propios hornos, situados en la parte inferior de los extremos absidiados, y estaba dotado de suspensurae bajo el suelo de uso, por donde circulaba el aire caliente, el cual proseguía su camino a través de los tubuli que forraban las paredes y las bóvedas hasta acabar saliendo al exterior por aberturas practicadas en el tejado.

Esta imagen muestra las flechas de dirección de la circulación del aire caliente.
 A pesar de que el estado de conservación de este ambiente no es muy bueno, sabemos que el suelo estaba cubierto con mosaico, posiblemente figurado, del que se conserva un campo de teselas de mármol blanco y el inicio de lo que parece ser una cenefa perimetral a base de teselas de mármol negro.

Estado actual del tepidarium.

Reconstrucción ideal del tepidarium.
Más imágenes en:
http://flic.kr/s/aHsjCCDBim
Las imágenes son hipotéticas y basadas únicamente en la observación visual de los restos actualmente visitables

No hay comentarios:

Publicar un comentario